Responsabilidad > Conservación

Áreas protegidas

El 20 por ciento de nuestra superficie forestal se destina a áreas de conservación, en donde no se ejecutan tareas forestales ni se permite la caza, pesca, extracción de madera ni el ingreso de personas extrañas.

Destinar superficie a áreas de conservación permite mitigar los efectos que pueden tener las actividades forestales. Por ejemplo, en los bajos realizamos de manera periódica quemas para minimizar el riesgo de incendios forestales y en octubre de 2009 firmamos un convenio con la Universidad Maimónides para la realización de tareas de monitoreo de flora, fauna y análisis de calidad de agua.

Si bien el cuidado de estos espacios es responsabilidad de todos los que trabajamos en Pomera Maderas, el manejo específico es coordinado y ejecutado desde la Gerencia Forestal. Pretendemos que todas las personas que trabajan en nuestros campos conozcan y sean capaces de identificar a la fauna que está en riesgo y que la puedan registrar. Esto nos permite tener un detallado panorama de las especies que viven en nuestros campos y cuál es su dinámica.