Acerca de Pomera > Novedades

Tribuno.com.ar 20.02.2016

Reponen venados en los Esteros del Iberá

Proyecto para conservar una especie, el venado de las Pampas, muy amenazada en nuestro país por la caza furtiva.

El venado de las Pampas, uno de los mamíferos silvestres más amenazados de la Argentina, fue repuesto en la Reserva Natural de los Esteros del Iberá, a través de un proyecto de conservación, rescate y restauración de la especie. 

Se trata de una acción conjunta realizada por la empresa foresto-industrial, Pomera Maderas y la fundación The Conservation Land Trust (CLT) destinada a generar en los Esteros del Iberá una nueva población de Venado de las Pampas, monumento natural correntino en peligro de extinción. Con un helicóptero, se transportaron cuatro ejemplares que residían en la reserva Aguara Cuá de Pomera, ubicada en Ituzaingó, Corrientes, hacia la reserva Rincón del Socorro, a 300 kilómetros de distancia. La traslocación se realizó con éxito en agosto de 2015 y seis meses después, los cuatro venados gozan de buena salud y se adaptaron muy bien a su nuevo hábitat. Griselda Guarino, jefa de Medio Ambiente, Seguridad y Salud Ocupacional de Pomera, explicó: “Tenemos un compromiso con el medio ambiente que va más allá del ciclo productivo forestal. Trabajamos en la conservación de especies de flora y fauna, cuidamos y monitoreamos nuestras áreas de reserva, y formalizamos el compromiso a través de la certificación de Forest Stewardship Council (FSC)”. 

Por otra parte, desde hace más de diez años que la ONG fundada por Douglas Tompkins, The Conservation Land Trust, impulsa el proyecto de conservación, rescate y restauración de la especie de Venado de las Pampas en la provincia de Corrientes, principalmente en el interior del Iberá, donde varias poblaciones han desaparecido por la intervención del hombre. La reserva Aguará Cuá fue escogida por el equipo técnico de CLT por poseer la mayor población de la especie en la región, con una cantidad estimada de 50 venados. Según observaron los especialistas, los mamíferos lograron sobrevivir y reproducirse en este espacio gracias a las políticas preventivas que lleva a cabo Pomera contra la caza furtiva.

Ver nota web